Weird West, Análisis. Libertad En El Oeste Más Salvaje

0


WolfEye Studios, el estudio del creador de Dishonored, debuta con un videojuego con calidad y mucho carisma.

Raphaël Colantonio abandonó Arkane, el estudio que él mismo fundó, cansado de los desarrollos triple A. El creador de Dishonored decidió fundar una desarrolladora independiente para volver a diseñar el tipo de juego que deseaba crear. Así surgió la idea de Weird West, un título ambientado en el Salvaje Oeste, pero con toques sobrenaturales. En su esencia, la filosofía de diseño es parecida: ofrecer al jugador la posibilidad de encarar las situaciones a su modo, de distintas maneras, con libertad.

WolfEye Studios traza la historia de cinco protagonistas, por lo que no han implementado ningún tipo de editor de personajes. Cada uno de ellos dispone de un capítulo en solitario, que bosqueja una trama de orígenes que culmina cuando los caminos de todos ellos confluyen. Entre los personajes están la cazarrecompensas, el cerdícola o el hombre lobo, señal inequívoca de que no estamos en el Oeste que todos conocemos de las películas.

Fantasía oscura en el Salvaje Oeste

Todos parten de tramas simples: la primera de las protagonistas, por ejemplo, busca a su marido por todo el Oeste, secuestrado tras el asesinato de su hijo. El segundo, en cambio, atiende a una petición de un árbol parlante y suicida. Necesita que encuentre sus tres raíces vitales y que las queme, pues solo así conocerá el descanso eterno. Lo importante no es tanto la complejidad de las historias, que no lo son en exceso, sino las decisiones que uno toma para alcanzar el objetivo final.

El mundo de Weird West es tan inclemente y salvaje como uno puede suponer. Sus ciudades, canteras, refugios y pueblos están inspirados en el Oeste norteamericano, de modo que se introducen todos aquellos elementos que flotan en el imaginario colectivo: bandoleros, saloons, sheriffs, duelos a muerte, caballos, carros, violencia, etc. En este universo de fantasía oscura, los protagonistas interactúan con otros personajes y resuelven los problemas a su modo.

Weird West, análisis

La desarrolladora ha optado por un estilo visual que recuerda al de algunos cómics, con un aspecto de dibujo que no es exactamente desenfadado, ya que a pesar de que las formas no son exactamente realistas, el aspecto es tenebroso y francamente sangriento. Gráficamente es un videojuego humilde que tal vez constriña en ocasiones la ambición del producto en sí. Con todo, desde el punto de vista artístico cumple con creces, tiene personalidad e identidad propia.

La cámara se posiciona en un ángulo cenital, así que nos permite visualizar partes amplias de los escenarios. Si bien dispone de varios tipos de zooms, la visualización de ciertos elementos es complicada. Da la impresión de que se ha diseñado para que el usuario lo juegue frente al monitor, no desde un sillón algo alejado de la televisión. No es una cuestión de los controles, que están adaptados a los mandos, sino de que los gráficos se ven demasiado pequeños. Las opciones de accesibilidad nos brindan la oportunidad de ampliar el UI, pero no nos permiten ver los textos a mayor tamaño.

En manos del jugador

Weird West está plagado de diálogos, y aunque en ciertos puntos hay conversaciones dobladas al inglés, generalmente todo se cuenta a través de los textos. Devolver Digital, la editora del título, los ha localizado al español, con una traducción que nos ha resultado convincente. La historia se narra mediante las conversaciones, pero en el caso de este videojuego, también se utiliza la narrativa emergente, que depende en gran medida de lo que el jugador haga sobre el terreno.

Weird West, análisis

Independientemente de si el personaje es importante para el argumento o no, puedes asesinar a cualquiera sin que eso impida llegar a la conclusión del episodio o del juego. Si siembras el caos en un pueblo y asesinas a sus habitantes se convertirá en una localización abandonada, que quizá sea poblada de nuevo en el futuro. La libertad que Weird West ofrece a la hora de encarar la aventura fomenta las situaciones más inesperadas, que hacen la partida única.

Además, más allá de la historia principal, el jugador puede explorar numerosas misiones secundarias, buscar pistas o resolver un mismo problema de formas muy variadas. Por ejemplo, quizá un personaje que saques de la cárcel pueda darte un chivatazo o un objeto que te facilite la tarea que deseas llevar a cabo. Los objetivos secundarios han de resolverse en cuestión de días. De lo contrario, la misión no se podrá completar.

Weird West, análisis

Viajar de un lado a otro es una de las bases del descubrimiento de nuevos parajes, que se van añadiendo al mapa a medida que avanzamos y hablamos con los habitantes del Oeste. No se trata de un mundo abierto, sino de localizaciones que se interconectan mediante el mapa. El viaje es un automático y está abierto a posibles encuentros fortuitos, que se generan de forma procedural. Ya sean bandidos sedientos de sangre o vendedores ambulantes, siempre nos topamos con sorpresas en el universo de Weird West… a veces inconvenientes. Viajar en caballo es más rápido, ya sea robado o de nuestra propiedad (en este último caso nos seguirá fielmente).

El videojuego introduce elementos de rol, sus desarrolladores no han ocultado la influencia de clásicos como Fallout o Baldur’s Gate. La propia figura del narrador es toda una declaración de intenciones, al igual que la elección de la cámara cenital y de la implementación de decisiones morales, que modifican el desarrollo de la trama. Aun así, el componente RPG se explota muy superficialmente en el sistema de progresión, que deja atrás el complejo reparto de puntos y atributos habituales de estos juegos. En su lugar, el título añade un sistema de reputación (que aumenta o decrece en función de las decisiones) y dos tipos de habilidades, tanto activas como pasivas. En ambos casos se mejoran mediante objetos: los poderes con Reliquias de Nimp y las ventajas con Ases de picas dorados.

Weird West, análisis

La obra de WolfEye Studios se enfoca sobre todo en la acción pura y dura. El combate es una de las piedras angulares del videojuego, de modo que el jugador tiene acceso a todo un arsenal de rifles, escopetas, objetos y más. Las armas cuentan con rangos que identifican su potencia y se pueden equipar en el menú radial de acceso rápido. Otros objetos equipables como los talismanes o las piezas de protección son importantes para aumentar las posibilidades de salir vivo de la contienda. Las habilidades de las armas nos permiten ralentizar el tiempo, disparar a varios enemigos al mismo tiempo, utilizar cartuchos explosivos, etc.

Más acción que RPG: la progresión y el combate

No nos desembarazamos de la sensación de que el combate es un tanto errático en ocasiones. No es tanto que los controles estén mal adaptados a los mandos, sino que el apuntado es poco impreciso y caótico, especialmente porque el ritmo es muy rápido. Además, entran en juego otros factores del escenarios, como el fuego, los bidones tóxicos o el sigilo. Fiel al estilo Arkane, los personajes tienen la opción de buscar vulnerabilidades, caminar agachado o escondido en la hierba alta, cubrirse detrás de coberturas y noquear a los enemigos de forma silenciosa. En conjunto, las ideas son buenas, pese a que la inteligencia artificial de los contrincantes es muy mejorable.

Weird West, análisis

A lo largo de la aventura conoceremos a personajes que se unirán a nuestra banda, lo que se traduce es que combatirán como aliados al lado del protagonista. Cabe destacar que en Weird West solo es posible controlar al personaje principal, el resto combate de forma autónoma. Y sí, los aliados pueden morir…y es para siempre.

Weird West está disponible en PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. Las versiones de Xbox Series X, Xbox Series S y PS5 no son de nueva generación ni nativas, ya que funcionan a través de la retrocompatibilidad sin mejoras aparentes. La aventura te espera.

Análisis de la versión PS4. Codigo proporcionado por Devolver Digital.

CONCLUSIÓN

Weird West es un juego con el sello de los creadores de Dishonored, un título ambientado en un Salvaje Oeste de fantasía oscura que nos permite encarnar a distintos protagonistas y resolver las misiones a nuestro modo. Las decisiones morales son cruciales y modifican el devenir de la historia. De hecho, es posible matar a todos los personajes, sin que ello impida completar la aventura. Aunque el componente de rol y la influencia de los clásicos es innegable, la obra de WolfEye se enfoca en el combate, a veces un tanto caótico y limitado. Por lo demás, un título muy disfrutable.



Read More Gaming Reviews

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

6 + 3 =