INDUSTRIA, Análisis. Invasión De Soledad

0


Una aventura que nos transporta a clásicos del género desde el primer momento. Un viaje que nos atrapa más por su historia que por su propuesta jugable.

Para comprender Industria hay que hablar de Bleakmill, el estudio de desarrollo localizado en Berlín y Glasgow que ha hecho posible que este juego sea una realidad. Tres personas, sí, tres personas son las que han realizado el juego a lo largo de un lustro. Cinco años que han terminado dando su fruto en una aventura que nos dejará un buen sabor de boca, pese a evidenciar en muchos momentos sus limitaciones.

Industria es una obra muy personal, realizada por tres amantes del videojuego en su tiempo libre durante todo un lustro. Un título que se inspira en grandes obras, pero que tiene un toque personal lo suficientemente atractivo como para hacernos pensar, ¿a dónde hubiese llegado Industria con más recursos?

INDUSTRIA, análisis. Invasión de soledad

Berlín al estilo Half-Life

La primera década del siglo XXI supuso entre muchas cosas una evolución narrativa en el mundo del videojuego sin precedentes. El dinamismo tomaba el protagonismo, y es que ya era posible contar historias mientras éramos protagonistas del relato en tiempo real, algo que ya sentimos en 1998 con el primer Half-Life, pero no fue hasta el segundo cuando esta forma de narrar el videojuego llegaba al siguiente nivel.

Half-Life 2 es un juego que se siente fresco a día de hoy, tanto por su forma de contar las cosas, su ritmo trepidante o un nivel de detalle y físicas excepcionalmente alto. Otro título que cautivó a millones de jugadores fue Bioshock, lanzado en 2007, y que al igual que el título de Valve, lograría llevar al siguiente nivel lo que supuso en su día System Shock 2. Gabe Newell y Ken Levine, padres de ambos juegos, historia del videojuego e inspiración para muchos desarrolladores.

INDUSTRIA, análisis. Invasión de soledad

Es en esta inspiración donde nace Bleakmill e Industria, un juego claramente inspirado en los títulos de Levine y Newell, con un toque muy personal y, aunque lejos de esos gigantes, nos recuerda irremediablemente por momentos a ambos.

Desde un primer momento, Industria nos recuerda a clásicos del First Person Shooter que causaron conmoción en el género. Títulos históricos en los que la narrativa iba un paso más allá, y es que así es Industria desde un primer momento, con un inicio que está fuera de nuestro control, pero en el que a su vez tenemos que guiar a nuestro personaje.

Un viaje conocido pero cautivador

Tras ese inicio, comienza la aventura, una distopía que hace ver a nuestra protagonista un mundo que jamás hubiese imaginado. Enfrentándose a enemigos, resolviendo puzles y con un hilo conductor conectado siempre a una gran narrativa.

INDUSTRIA, análisis. Invasión de soledad

Industria nos hace viajar de principio a fin. Desde la Alemania Oriental hasta una sociedad irreconocible sobre la que deberemos ir descubriendo la verdad. Artísticamente el juego atrapa al jugador, con momentos y estampas de mucha belleza que nos acaban dejando con ganas de más.

Industria juega con el misterio desde el primer momento, situándonos entre acto y acto en una especie de oficinas en blanco y negro de las que deberemos escapar. Viendo finalmente una especie de representación teatral que nos sugiere lo que ha ido ocurriendo en su mundo.

INDUSTRIA, análisis. Invasión de soledad

Industria es una historia de amor y búsqueda llena de sentimiento. Un mundo que se va a pique y en el que no solo importará nuestra protagonista, sino también lo poco humano que vaya encontrándose a lo largo del viaje.

Uno de los grandes momentos del juego, algo que en muchos títulos podría ser una antesala de un gran enemigo, termina siendo un momento más, y eso es parte de su encanto. Una criatura gigantesca que se ve a lo lejos y nos hace ver que ese nuevo mundo ya no pertenece a nosotros.

INDUSTRIA, análisis. Invasión de soledad

En Industria la falta de música podría ser considerado como un error, pero esta no se echa de menos en ningún momento. Su desarrollo convive con el silencio, y que el juego en sí nos permita experimentarlo continuamente, hace si cabe el viaje mucho más mágico. Algunos tocadiscos que vamos encontrando son la única música que escucharemos a lo largo de una aventura llena de desolación, pero que de una u otra forma se siente viva.

Una historia de sentimientos

En Industria el combate es simple, muy simple, pero no deja en ningún momento la sensación de ser algo realmente importante. Distintas armas y una ejecución de las mismas que podríamos considerar hasta repetitiva por cómo actúan en los enemigos, pero que se siente suficiente, es un aspecto más de un título que no trata de sorprender en base a ello.

En la versión analizada (PC/Steam) el juego ha presentado eventualmente problemas como tirones, caídas de FPS o hasta cuelgues. Sus desarrolladores ya están tratando de corregir estos problemas con distintos parches, pero pese a ellos es posible disfrutar de Industria de principio a fin.

CONCLUSIÓN

Industria es un juego diferente, un título que no se os hará pesado por su interesante narrativa unida a su brevedad. Una obra muy personal situada en un escenario tan poco habitual en el mundo del videojuego como una distopía de la Alemania Oriental, y que nos hará descubrir un mundo en el que nos quedamos con ganas de más. Accesible e intuitivo desde el primer momento, Industria nos hará sonreír al recordarnos por momentos a títulos tan importantes para la industria como Half-Life, pero al final teniendo la suficiente personalidad para separarse de ellos. Si os gusta una aventura narrativa en primera persona con muy buenas ideas, pero perdonáis su ejecución en algunos aspectos como el combate o los enemigos, Industria os hará disfrutar.

LO MEJOR

  • Su ritmo y narrativa no te suelta de principio a fin
  • La ambientación e historia nos sumerge en su mundo
  • Un viaje corto, pero intenso

LO PEOR

  • Combate limitado y simple
  • Poca variedad de enemigos
  • IA poco pulida



Read More Gaming Reviews

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

17 − = 16